Viaje con nosotros

Viaje. Ida a cualquier parte, aunque no sea jornada, especialmente cuando se lleva una carga.

Ítaca

Cuando empieces tu ida hacia Ítaca,

desea que el camino sea largo,

lleno de peripecias, lleno de conocimientos.

A los Lestrígones y a los Cíclopes,

al encolerizado Poseidón no temas,

tales cosas en tu camino nunca las encontrarás,

si tu mirada permanece alta, si una escogida

emoción a tu alma y a tu cuerpo les guía.

A los Lestrígones y a los Cíclopes,

al fiero Poseidón no los encontrarás,

si no los llevas dentro de tu alma,

si tu alma no los coloca delante de ti.

Desea que el camino sea largo.

Que muchas sean las mañanas estivales

en que con cuánta satisfacción, con qué alegría

entrarás en puertos por primera vez vistos.

Haz un alto en los mercados fenicios,

y adquiere hermosas cosas,

nácares y corales, ámbares y ébanos,

y sensuales perfumes de todas clases,

los más abundantes y sensuales perfumes que puedas.

Visita muchas ciudades egipcias,

aprende y aprende de los instruidos.

Siempre en tu mente ten a Ítaca.

La llegada a allí es tu destino.

Pero no precipites el viaje en absoluto.

Es mejor que muchos años dure.

Y que, ya anciano, arribes a la isla,

rico con cuanto obtuviste en el camino,

sin esperar que riquezas te dé Ítaca.

Itaca te dio el hermoso viaje.

Sin ella no hubieras emprendido el camino.

No puede darte nada más.

Aunque la encuentres pobre, Ítaca no te engañó.

Tan sabio como te has hecho, con tanta experiencia,

ahora ya habrás comprendido qué significan las Ítacas.


Constantino Cavafis

Ítaca es una descarga de energía positiva, optimismo y a la vez, un empujón para seguir avanzando y crecer sin temores ni complejos. Ítaca nos invita a hacer una fugaz mirada hacia el pasado, para después, plantearnos un propósito y acto seguido, empezar el camino que nos lleve a su realización. Ítaca describe el viaje de nuestra vida. Y es que la vida es un viaje en el que cada uno de nosotros navega de un lado hacia otro. A veces con un destino marcado y otras, no. Pero siempre viajamos. Viajamos cuando leemos; viajamos en sueños; viajamos en tren, en avión y en barco; viajamos en las exposiciones; viajamos en el cine; viajamos a otros países u otras ciudades; viajamos solos, en la intimidad; viajamos acompañados; viajamos de día y también de noche.

En este viaje siempre hay algo constante y es que en ningún momento dejamos de conocer, encontrar, desarrollar, pensar y descubrir. Conocemos lugares y personas; encontramos objetos y oportunidades; desarrollamos nuestras capacidades; pensamos en el ayer, en el hoy y en el mañana; y lo más importante, cada día descubrimos algo nuevo y lo llevamos siempre encima.

http://www.youtube.com/watch?v=3xNBEfHYMSI

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s